La vida y obra de Joaquin Sorolla

La vida y obra de Joaquin Sorolla. Una de las experiencias VIP que tenemos se centra en el trabajo y vida de Joaquin Sorolla. De la mano de uno de sus descendientes, escuchará anécdotas e historias sobre su técnica tan singular. Le haremos descubrir a este gran pintor valenciano de una manera personal, intima y emotiva.

 

Este post, lo dedicamos a la vida de Joaquin Sorolla: El pintor de la luz”. 

 

Joaquin Sorolla el gran pintor de la luz

 

Sorolla es el mejor ejemplo del impresionismo español. Sorolla es célèbre por su comprensión del significado de la luz y el desarrollo de las figuras. Los cambios en la fuerza de la luz pueden ajustar las tonalidades y las estructuras oscuras. Las tonalidades de Sorolla no están adulteradas y su técnica se basa principalmente en pinceladas cortas y comparadas que expanden el brillo. Según Sorolla, “el arte no tiene nada que ver con la tristeza o la miseria. La luz da vida a todo lo que toca, así que cuanta más luz en una creación artística, más vida, más verdad, más magnificencia.”   Le dio importancia a los procedimientos de iluminación y a su orden de atracción y sombreado para repetir los impactos de la luz.  Su extraordinaria mente le permitía pintar obras reteniendo la configuración de luz y el desarrollo de toda una escena en breves segundos.

 

Desde muy temprana edad,  Sorolla se interesó además por la pintura al aire libre, con la que intentó captar la luz mediterránea de los jardines valencianos y en las orillas de una manera muy similar a la de los impresionistas franceses.  Entre sus temas preferidos podemos mencionar su devoción por las escenas levantinas y la condición de la costa, consistentemente con una cercanía humana comunicando el significado total de la luz.

 

La obra de Sorolla fue sorprendente por su volumen – hay alrededor de 3.000 composiciones y más de veinte mil dibujos y representaciones. A pesar de que observamos el estilo impresionista en su obra, no hay duda de que la investigación de Velázquez y Goya tiene un efecto e influencia  en su estructura y sus temas.

 

Sorolla exhibe un método de manchas gruesas que capta la energía iridiscente del cielo mediterráneo, velas abiertas, arena, y sobre todo niños con cuerpos pegajosos en sus escenas de la costa del mar valenciano y de pesca con caña.

 

Sorolla retrató la belleza y la ternura de lo que otros llamarían poco atractivo.

 

Joaquín Sorolla nació en Valencia, España, el 27 de febrero de 1863. Después de un año, los padres de Sorolla le dieron a Joaquín una hermana, Concha.  Desafortunadamente sus padres murienn cuando los hermanos Sorolla eran aún bebés. Se cree que el cólera fue la causa de su muerte. Poco después de la muerte de sus padres, Joaquín y Concha fueron acogidos y criados por sus tíos maternos.

 

A la edad de quince años, la habilidad de Joaquin Sorolla le permitió entrar a aprender en la Academia de San Carlos de Valencia. Tras tres años, acudia al Museo del Prado a estudiar el trabajo y obra de grandes maestros españoles como Velásquez. Desafortunadamente, tuvo que dejar de lado sus intereses estéticos por un tiempo y unirse al ejército.  Al finalizar  su servicio militar, a los veintidós años Sorolla obtuvo un premio que le permitió viajar a Roma y estudiar la pintura italiana en Roma, Italia, donde fue invitado y descubrió la firmeza de F. Pradilla, el jefe de la Academia Española en Roma.

 

Una larga visita a París, en 1885, le dio su primera introducción a la pintura actual; en donde asistió a exposiciones que influyeron en el enormemente como las de  Jules Bastien-Lepage y Adolf von Menzel.    De vuelta en Roma se concentró en el trabajo de  José Benlliure, Emilio Sala y José Villegas Cordero.

 

Después de este período de desarrollo magistral, Sorolla hizo un viaje de vuelta a su antiguo barrio de Valencia para comprometerse con su querida Clotilde García del Castillo. Conocía a Clotilde  desde hace mucho tiempo e incluso trabajó  en el estudio de su padre.

 

Sorolla además realizó frescos y pintó un delicioso arreglo en el techo y en las piezas superiores de los divisores del salón de la casa, representando alimentos cultivados de la familia de la tierra.

 

Hay unos cuantos estudios y bocetos de representaciones que subrayan la meticulosa escrupulosidad con la que trataba sus creaciones e indican cómo ensayaba los sistemas en el método más competente para representar mejor el juego de los componentes en pontones, velas y cuerpos humanos.

 

Continuaba pintando cuando se desmoronó por un aneurisma cerebral que lo dejó debilitado hasta su fallecimiento tres años después en 1923, a los 60 años. La vida y obra de Joaquin Sorolla

 

 

Un Tour Privado en Madrid para descubrir sus joyas artísticas?  Contáctenos AQUI o en:

info@madrid-experience.com – 0034 915 417 099

Right Menu Icon