+34 915 417 099

experiencias con coches de lujo

LA PASIÓN POR EL LUJO Y LA VELOCIDAD

Muchos de nuestros clientes nos piden experiencias en las cuales el automóvil es una parte importante de ellas, y en Madrid Experience tenemos una larga relación con el mundo de los automóviles de lujo en España.

Aunque quizá no tan famosa como Francia, Italia, Reino Unido o Alemania, la historia del amor por los coches de lujo en España se remonta tanto en el tiempo como lo hace en esos países.

Hasta el comienzo de la segunda guerra mundial, una marca española era considerada por muchos como la líder de los coches de lujo: Hispano-Suiza.

La compañía fue fundada en Barcelona en 1904 y no tardó en convertirse en la marca preferida de la realeza y de las personas más adineradas del mundo.

Empezando por el rey de España, Alfoso XIII, la marca contaba entre su clientela a gente como los Vanderbilts, a miembros de la aristocracia europea, también al rey de Suecia, al shah de Persia, el príncipe de Mónaco, a varios maharajás de la India, y a un ejército de estrellas de Hollywood. Entre sus aficionados más famosos también encontramos a Anthony Gustav de Rothschild, quien compró dos Hispano-Suizas que hicieran juego. Uno para ocasiones formales, y el otro para dar paseos por la ciudad. Su precio en dinero de hoy en día rondó los 400,000 dólares.

Hispano-Suiza se empeñó en hacer automóviles que se diferenciaban de los demás por su fiabilidad, velocidad, silencio y elegancia. Y es que la velocidad era algo importante para la marca. Tanto es así que en 1910 la marca creó el primer deportivo de la historia, el célebre Alfonso XIII, bautizado así en honor al monarca español quien era un gran aficionado de la marca.

Aunque dos guerras hicieron que la marca desapareciera del todo en 1946, su espíritu seguía vivo en la siguiente contribución española al mundo de los automóviles de lujo de la mano de los hermosos Pegaso.

El gobierno de Franco nacionalizó las fábricas de Hispano-Suiza en Barcelona y creó la empresa Enasa, que se dedicó a fabricar vehículos industriales pesados utilizando las mismas instalaciones.

La dictadura de Franco quería cambiar su imagen en el exterior y Enasa maravilló al mundo en la feria internacional del automóvil de Paris en 1951 con el lanzamiento de una marca de deportivos de lujo, los Pegaso. Desde un principio estos se midieron con Ferrari en todos los sentidos. Wilfredo Ricart, quien trabajó para Alfa Romeo y fue instrumental en la creación, imagen y filosofía de los Pegaso, solía decir que quien querría un cavallino rampante-refiriéndose a Ferrari-, ¿cuando podía tener uno que volaba?

Así, durante su corta vida, 1951 a 1957, los Pegaso participaron en varias carreras internacionales de prestigio, como el Gran Premio de Mónaco de 1952, las 24 horas de Le Mans, y la Carrera Panamericana de 1954.

Igualmente, en 1953 obtuvo el récord mundial de velocidad sobre tierra al alcanzar los 243 kilómetros por hora durante al menos un kilómetro. Sin embargo, un mes más tarde sería un Jaguar quien rompería el récord de Pegaso al llegar a los 263 kilómetros por hora.

Cuando Ricart se jubiló en 1957 el régimen de Franco decidió ponerle fin al proyecto y el lujoso deportivo cesó producción. Sin embargo, la marca alada fue una excelente continuación, y un buen testamento, de la historia de amor entre España y los automóviles de lujo.

Si desea ver Madrid desde la cabina de un lujoso deportivo, o ser llevado a su próximo tour VIP en un auto de lujo, Madrid Experience tiene varias opciones que pueden ser adaptadas a sus deseos.

 

Madrid Experience – www.madrid-experience.com

Email: info@madrid-experience.com

Tel. 00 34 644 355 651 – 00 34 915 417 099

o Haga click aqui para contactar con nosotros

Right Menu Icon