+34 915 417 099

Cosas que hacer en Toledo

Foto: Francisco Gama

 

Nuestros Tours Privados en Toledo le descubrirán la esencia de esta joya en el corazón de España. Sus callejones y plazas esconden historia y vestigios de la época medieval,   visigodos,  y los legados de musulmanes, judíos y cristianos de otras épocas. Le transportaremos a otros tiempos y le abriremos la puerta a experiencias únicas que solo podrá visir con nosotros como parte de su tour privado a Toledo, tales como un taller del famoso mazapán toledano, una cata de vinos de la región o visitas a las bodegas de vinos más exclusivas.

Lo llevamos a la ciudad Imperial de Toledo.

 

Información general de Toledo

 

Toledo es el nombre de la provincia, cuya capital es la ciudad de Toledo. Tiene fronteras con las provincias de Madrid, Cuenca, Ciudad Real, Badajoz, Cáceres y Ávila.

Durante el siglo XVI el gobierno de Carlos V (también Carlos I de España), el emperador del Sacro Imperio Romano Germánico  estableció la capital del Gran Imperio Español en Toledo, por esta razón comenzó a transformarse  en una ciudad moderna.  La ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1986 debido a su extenso patrimonio cultural, monumental y la existencia histórica de las culturas cristiana, musulmana y judía.

Es conocida como la ‘Ciudad Imperial’ por haber sido la sede principal de la corte de Carlos V, y como la ‘Ciudad de las Tres Culturas’, por haber sido influenciada por una coexistencia histórica de cristianos, musulmanes y judíos.

Es es una ciudad amurallada rodeada del rio tajo. Las puertas a la antigua ciudad requieren nuestra atención para prepararnos para descubir su belleza. De entre sus  puertas más importantes podemos mencionar la Puerta de Bisagra, la puerta del Sol, Puerta de Alfonso VI,  y la Puerta del Cambrón.

 

Breve historia de Toledo

 

Los romanos capturaron Toledo en el año 192 a. C., pero fueron los visigodos quienes lo lanzaron a la fama cuando lo establecieron como su capital a mediados del siglo VI.

Toledo fue tomada por los moros en 712, pero un número significativo de judíos y cristianos se quedó y disfrutó de la libertad de practicar sus religiones. Con el colapso de Córdoba, capital de Al-Andalus (España musulmana), en 1031, Toledo disfrutó de un breve período de relativa independencia como un pequeño reino musulmán (taifa) antes de ser reconquistado por Alfonso VI (hermano de Isabel la Católica) de Castilla en 1085.

Como la ciudad cristiana ubicadas más al sur, la posición estratégica de Toledo la convirtió en la ciudad más importante de la España cristiana. Su conquista significó que el centro de la península estaba de nuevo en manos cristianas por primera vez desde principios del siglo VIII, y fue su regreso como capital de la España visigoda y como centro espiritual.  Bajo Alfonso adquirió ahora el título de ciudad imperial; se hizo llamar Emperador de Toledo, Rey de las Tres Religiones y como si eso no fuera suficiente, Emperador de toda España.

La tradición de tolerancia continuó bajo el dominio cristiano y pronto se formó una famosa escuela de traductores en la ciudad, aprovechando la riqueza de las bibliotecas árabes y la población judía establecida, que hablaba el árabe con fluidez. De hecho, el papel de los judíos era tan importante en ese momento que a Toledo incluso se le llamó “la ciudad judía”. Aunque los cristianos toleraron a los musulmanes y judíos que permanecieron después de la conquista, rápidamente establecieron su autoridad al convertir mezquitas en iglesias, y posteriormente añadiendo monasterios y conventos.

Toledo entró en el siglo XX y siguió siendo un remanso provincial hasta 1936, cuando de repente llegó a los titulares después de que el general Franco desvió a sus fuerzas nacionales de su avance hacia Madrid durante la Guerra Civil. Simbólicamente, era importante que la ciudad, indeleblemente vinculada con el alma católica de España desde los tiempos de los visigodos, se salvara de los republicanos “impíos” y permaneciera en manos católicas. Y así, en los noticieros de cine de todo el mundo, se informó a la gente de la defensa heroica del Alcázar ante los feroces ataques republicanos y de la salvación de Toledo por parte de los nacionalistas franquistas. En 1940, la ciudad fue declarada monumento nacional, una medida que probablemente le ahorró las atrocidades del edificio que muchas ciudades sufrieron durante el régimen de Franco.

 

Iglesias en Toledo

Catedral de Toledo

La catedral de Toledo es una iglesia de alto gótico. Su construcción comenzó en 1227. Se construyó sobre una mezquita y muestra una clara influencia del estilo mudéjar (Mudéjar, se refiere a los moros que permanecieron en España después de que los cristianos conquistaron la península ibérica).  La misa celebrada en esta catedral sigue el rito español-mozárabe (católico-romano con influencias moras) desde el siglo VIII. Además de la mezcla de las tres culturas: cristiana, judía y árabe que prevalece en el conjunto de Toledo, la sacristía de la catedral es un museo excepcional con obras maestras de El Greco, Caravaggio, Tiziano, Van Dick y Goya entre otros. El techo tiene una pintura exquisita de Luca Giordano. En la Catedral de Toledo también se pueden ver algunas custodias (dispositivos para exhibir la hostia eucarística consagrada) que son verdaderas obras maestras de orfebrería. Se rumorea que la Gran Custodia se hizo con el primer oro que Colón trajo de América.  La catedral de Toledo también es el sitio donde están sepultados varios reyes y reinas de España de la Edad Media, y alberga una de las principales obras de El Greco: «El desprecio de Cristo. » Está construido con piedra caliza blanca de las canteras de Olihuelas, cerca de Toledo. Esta es una catedral muy rica, sus tesoros y obras de arte pueden, de hecho, rivalizar con los que se encuentran en el Vaticano.

El objeto más importante que se guarda en la capilla del Tesoro es la gran custodia de Enrique de Arfe (encargo del Cardenal Cisneros) que la elaboró entre 1517 y 1524. Es de traza gótica arcaizante y de gran belleza arquitectónica. En un principio se labró en plata pero a finales del siglo XVI el arzobispo Quiroga mandó que se dorase para hacer juego con la custodia del altar mayor que es de madera dorada.

Tiene planta hexagonal y cuenta con columnas que están primorosamente adornadas con pedrería y variadas figuras de ángeles, santos, flores, campanas y espigas.

 

Monasterio De San Juan de los Reyes

Es considerado la iglesia más hermosa de Toledo y fue construida por el famoso arquitecto Juan Guas después de que los Reyes Católicos lo designaran para cumplir esta gran tarea y perpetuar el recuerdo de la victoria en la batalla de Toro. El Monasterio tiene la forma de una cruz latina y la cúpula tiene la forma de una estrella.

La capilla principal alberga los cinco grandes escudos de los Reyes Católicos, terminados con el mayor cuidado y sostenidos por enormes águilas. También podemos destacar el hermoso claustro y retablo del altar mayor.

 

Museo de la Santa Cruz

Es un edificio del siglo XVI, que originalmente fue un importante hospital, aunque se convirtió en un museo en el siglo XIX.

El hospital fue fundado por el cardenal Mendoza a fines del siglo XV para centralizar la asistencia a niños huérfanos y abandonados en la ciudad.

El museo alberga algunas pinturas muy famosas de El Greco, como «La asunción de la Virgen María», «La Inmaculada Concepción», «Verónica», así como otras obras de diferentes artistas e interesantes objetos arqueológicos y objetos de arte.

El museo también tiene secciones de arqueología, bellas artes y artes decorativas. Los fondos de Bellas Artes se distribuyen en el primer y segundo piso del edificio, y los de arqueología, en el Claustro Noble y en un piso subterráneo. Las Artes Decorativas tienen una muestra de artesanías populares de Toledo, que también se encuentran en el piso del sótano.

 

La Sinagoga del Tránsito

Fue construida en 1356 por Samuel Ha-Levy Abulafia, quien fue el tesorero del rey Pedro de Castilla. Los Abulafia eran miembros de una familia muy influyente de poetas y kabbalistas que servían a los reyes de Castilla. La Sinagoga es famosa por su trabajo de estuco policromado, similar a la de la Alhambra. La Sinagoga se convirtió en una iglesia después de la explosión de los judíos de España y más tarde sirvió como cuartel general militar durante las guerras napoleónicas.

Desde 1910 es un museo para el estudio sefardí llamado El Museo Sefardí  y alberga colecciones de materiales que describen la vida, manuscritos y documentos del pueblo judío en Toledo.

En 2015, España otorgó la ciudadanía (con amparo de la Unión Europea) a los Sefardíes como reparación de la expulsión de los judíos de España (Sefarad) por parte de los Reyes Católicos.

 

La Iglesia de Santo Tomé

Es una iglesia ubicada en el centro histórico de la ciudad de Toledo. Su fama se debe principalmente al hecho de que contiene la pintura El entierro del conde de Orgaz de El Greco, que se puede ver.  Accediendo a la parte posterior de la iglesia. La pintura está dividida en dos partes: la parte inferior representa el retrato de la vida terrenal, mientras que la parte superior muestra los elementos celestiales y divinos.

La iglesia de Santo Tomé también fue construida en el sitio de una antigua mezquita, después de la reconquista. Los puntos destacados de este edificio son el campanario de estilo mudéjar (construido sobre el minarete de la mezquita).

 

La Sinagoga de Santa María la Blanca

Fue construida en el siglo XIII y perteneció a los judíos hasta la mitad del siglo XV. La hermosa construcción refleja su rico patrimonio. Su interior cuenta con cinco naves separadas por 29 arcos de herradura sobre pilares de ladrillo pintados con cal con decoraciones de lujo. Cuenta con artesonados y altares platerescos.

 

Otros lugares a visitar en Toledo

El Alcázar

Es uno de los sitios más simbólicos de Toledo y un testigo privilegiado de algunos de los eventos más importantes de la historia de España. Alberga el Museo del Ejército y tiene siete salas con colecciones históricas (hasta el siglo XX) y trece salas temáticas con diversas colecciones de armas.

 

Otras atracciones en Toledo

El Museo El Greco,  Hospital de Tavera, Mezquita del Cristo de la Luz, Mezquita de Tornerias, Ermita del Cristo de la Vega,  Convento de Santo Domingo, Convento de San Antonio, etc.

 

Festivales y eventos en Toledo

La fiesta del Corpus Christi se celebra el jueves de la novena semana después de la Pascua y es el evento más extraordinario del calendario religioso de Toledo y una de las mejores celebraciones de Corpus Christi en España. Varios días de festividades alcanzan su cima con una solemne procesión con la enorme Custodia de Arfe.

La Pascua en Toledo también está marcada por varios días de solemnes procesiones de miembros enmascarados de hermandades. En los días clave de la Semana Santa, algunas de estas procesiones ocurren alrededor de la medianoche.

La fiesta de la asunción es el 15 de agosto. En este día se puede beber el agua del  pozo de la catedral, que se cree que tiene cualidades milagrosas. Las colas para un trago de una jarra de loza pueden ser igualmente de asombrosas.

 

Shopping

Toledo es famoso por su artesanía de damasquinados, las espadas que a día de hoy se elaboran de acuerdo a diferentes estilos de manera artesanal, se trabaja también el cuero con gran calidad y la cerámica.

 

Gastronomía

El mazapán es una de las grandes especializadas de la ciudad. En Navidad, los escaparates se llenan de elaboradas figuras de pasta de almendra, incluidos dragones e incluso una versión de mazapán de la famosa catedral de Toledo. Con solo almendras, azúcar y yemas de huevo, este dulce es realmente algo especial.

Venado: Con su terreno accidentado y temporadas extremas, Toledo tiene una rica historia en el uso de carnes de caza para preparar guisos abundantes. Ciervo en salsa o estofado de venado es un plato clásico que se sirve en restaurantes y hogares en toda la región. Los trozos de carne de venado se cocinan lentamente con vino tinto y verduras y se condimentan con romero y tomillo.

Carcamusas: antes de irse de Toledo, pruebe una tapa de carcamusas para un bocado cálido y carnoso.  Hecho con carne de cerdo, guisantes, tomates y vino blanco cocidos a fuego lento, es perfecto para un día de invierno. El estofado se sirve tradicionalmente en un plato pequeño de barro llamado cazuela y se come con trozos de pan crujiente.

 

Un par de consejos adicionales de uno de nuestros guías locales para su próxima visita a Toledo:

  • Visitar el valle al atardecer y admirar sus vistas inspiradoras
  • Probar las carcamusas en “El restaurante Ludeña”
  • Comer churros en el Katalino
  • Tomar unos vinos en el Bar Jacaranda
  • Ver (y/o comprar) los bolsos Mica en la plaza de Santo Tomé
  • Comprar productos gastronómicos locales, quesos y vinos en Casa Cuartero
  • Hacerse de un cuchillo de acero toledano o con damasquinado en Artesanía Morales

 Cosas divertidas que hacer en Toledo

 

Podemos organizar para ustedes las siguientes experiencias privadas en Toledo:

Taller de Mazapán: Aprenda a elaborar el famoso mazapán toledano, dele forma y saboréelo recién salido del horno y con una capa de chocolate. Es una actividad simpática para llevara a cabo en equipo.

Cata de vinos – Lo invitamos a descubrir algunos vinos de la Mancha, de la mano de nuestra sumiller

Visita a bodegas – Lo llevamos a visitar las bodegas de vino más exclusivas de la región. Combine una mañana de vinos con una visita cultural a Toledo.

 

Contáctenos en:

Madrid Experience – www.madrid-experience.com

info@madrid-experience.com

Tel. 00 34 915 417 099 – 00 34 644 355 651

o haga click aqui 

 

 

 

Right Menu Icon